Salud recorre los barrios con una atención que va más allá de los cuidados contra el dengue

0

Estuvieron en el barrio San Martín de San Luis capital. Además de pedir libretas de salud e indagar sobre enfermedades crónicas y los controles de salud, les recordaron a los vecinos qué cuidados hay que tener para evitar la proliferación de mosquitos en los domicilios. 

El equipo de agentes sanitarios del ministerio de Salud continúa su recorrido por los barrios de San Luis y, por la aparición de casos de dengue, refuerzan los consejos para evitar la multiplicación de mosquitos en los hogares. “Salimos al terreno e informamos a la comunidad sobre esta enfermedad que es compleja, porque ocasiona hemorragia interna. Se manifiesta con fiebre, que puede estar presente varios días y diarrea. Por eso alertamos a la población sobre estar atentos en caso de presentar temperatura alta y sugerimos que acudan al centro de salud o al hospital más próximo para hacerse los análisis de laboratorio, para confirmar o descartar. A veces, el dengue se puede confundir con un resfriado, pero la diferencia es que este cuadro suele dar dolor de garganta y con el dengue se presenta fiebre y diarrea”, contó Estela Lucero, la agente sanitaria del Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) del barrio San Martín.

Otros síntomas son dolor de cabeza intenso, dolor detrás de los ojos, dolores musculares y articulares, náuseas, vómitos, agrandamiento de ganglios linfáticos y sarpullido. 

Estela contó, además, que en las viviendas hacen su tarea habitual: piden la libreta de salud de las niños que residen en el domicilio, corroboran si tienen al día el control del niño sano y, en caso de estar atrasado, los derivan para que los atiendan en el centro de salud más próximo. Tal fue el caso de Alma, una pequeña de 11 meses a quien los agentes reconocen porque es integrante de la familia Guiñazú y hace ocho días fue mordida en el rostro por un perro de la familia. Intervino el CAPS y luego el Hospital Pediátrico, donde la operaron. Los agentes y la familia se mostraron contentos por la buena evolución de la bebé. Los parientes destacaron y agradecieron la atención recibida en el sistema de salud público. 

También captamos hipertensos y diabéticos, y si advertimos que no se hacen los chequeos, los tratamos de derivar para que se los realicen”, sintetizó la agente sanitaria. Tal es el caso de Edgar Olguín, un vecino de la calle Nicolás Antonio de San Luis. “Charlamos con los agentes sobre la medicación y, si pasa algo, está la salita”, refirió el hombre. 

Otra vecina que reside en la calle Ortiz Estrada y fue visitada por los agentes sanitarios comentó los cuidados que tiene para impedir que haya mosquitos en su casa: no deja cacharros ni recipientes con agua en el patio, ni dentro de su hogar, trata de mantener el pasto corto y utiliza espirales y tabletas para alejar a los insectos transmisores del dengue. 

Gabriel Páez tiene dos décadas de experiencia como agente sanitario y ahora es coordinador de este recurso humano valiosísimo del ministerio de Salud, que está en contacto directo con la población, conoce de primera mano los requerimientos en materia de salud de cada zona y las características particulares de cada barrio y ejerce una labor fuertemente preventiva. “En Atención Primaria de la Salud (APS) aproximadamente son 180 agentes sanitarios en San Luis, y en la provincia debe haber 300”, estimó. 

Explicó que, ante el surgimiento de situaciones epidemiológicas particulares, se ocupan de brindar información específica, tal como sucede con el dengue. “Preguntamos si alguno de los integrantes ha tenido fiebre o dolores musculares siete días antes. Y hacemos prevención, informando sobre la importancia de cortar el césped, cambiar el agua de las mascotas, de los floreros, poner tela mosquitera en las ventanas y usar repelente”, detalló Páez. 

Este miércoles, Gabriel estuvo en otro sector del barrio San Martín junto a otra parte del equipo. “Visitamos los centros de salud, vemos los problemas, ayudamos al agente sanitario, relevamos a todas las familias y tomamos nota de las necesidades de salud”, resumió. Ya en cada domicilio, los profesionales utilizan una aplicación en la que tienen una serie de preguntas que realizan a la familia y que permite saber si alguno de los integrantes tiene alguna patología crónica, si toma una medicación y dónde la retira, si utiliza el servicio de salud público o privado, si hace alguna actividad física, cómo es su alimentación, entre otros aspectos. 

“Con el equipo de Atención Primaria de la Salud tenemos un equipo con varias coordinaciones: agentes sanitarios, enfermería, odontología y nutricionista. Y recorremos todos los centros de salud, presentando el equipo e informando la función de cada uno. Después, la coordinación de agentes sanitarios planifica con su personal qué actividades quiere hacer sobre prevención y promoción, y vemos la problemática de cada barrio para trabajarla en conjunto con el centro de salud”, resumió Páez. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *