23 abril, 2024

El Gobernador recordó que había empleados públicos que no trabajaban nunca, patrulleros y ambulancias destrozadas y escuelas y hospitales inhabitables. “Eso inevitablemente es caldo de cultivo para la corrupción”, aseguró, para repasar hechos emblemáticos como el subsidio que se auto asignó Deportes y el robo al Pueblo Ranquel.

Sobre lo que encontró al asumir, el gobernador Claudio Poggi aseguró que fue “una provincia inmersa en un enorme desorden administrativo, un descontrol y una anarquía en la gestión de los servicios públicos”.

Repasó que había “empleados públicos que no asistían al trabajo. Beneficiarios de planes sociales que no sabíamos dónde estaban. Muchas obras públicas paralizadas. Sólo 205 de los patrulleros de la Policía en funcionamiento y los otros fuera de servicio, muchos desmantelados, las ambulancias de la salud pública destruidas, con más de la mitad fuera de servicio. Muchas escuelas ediliciamente inhabitables para el dictado de las clases. Edificios públicos abandonados y los mercedinos podrán dar fe del estado del complejo Molino Fénix. Esto es solo una muestra, cada día que pasaba encontrábamos algo más”.

Eso le dio paso para hablar de la corrupción: “Por supuesto, en el marco de ese desorden, surge un caldo de cultivo para los aprovechados del Estado, que usaban los bienes y fondos públicos para uso y beneficio personal, nichos de corrupción de todo tipo. Ahora sí, siempre en el marco de causas nobles”, ironizó, para tener el pie justo y hablar de hechos que conmocionaron a la opinión pública.

“¿Quién puede dudar del deporte como causa noble de política pública? Hasta que vimos el día antes del cambio de gobierno un subsidio millonario a un club para la compra de un colectivo por el doble del valor real. Y encima la secretaria de deportes que generó el subsidio era a su vez la presidenta del club. Es sólo un ejemplo”, contó.

Otro caso emblemático es el del Pueblo Ranquel: “¿Quién puede dudar de lo noble que significa el reconocimiento y el respeto por las culturas originarias? Hasta que comenzaron a saltar desmanejos graves de funcionarios del gobierno anterior en el Pueblo Ranquel, contado por los propios integrantes de la comunidad y luego corroborado por nosotros. Le robaron millones de pesos a la comunidad ranquel e indirectamente le robaron al pueblo de San Luis, debido a que el capital de la comunidad ranquel, tanto el campo de 66 mil hectáreas, como el capital productivo (hacienda y maquinarias), se fue conformando con aportes económicos del Gobierno de San Luis, es decir con el aporte de todos los puntanos con sus impuestos”.

Poggi reiteró lo que ya se sabía, que ambos temas ya están denunciados en la Justicia, al igual que sus principales responsables. “Como estas, hay 20 denuncias más a diferentes funcionarios de la gestión anterior que están en manos de la Justicia y que vamos a seguir aportando todas las pruebas ya que eran fondos públicos de todos los sanluiseños”, remarcó.

Sobre la corrupción, anticipó que va a presentar en los próximos días en la Legislatura un proyecto de ley conocido como ‘extinción de dominio’, para recuperar los bienes que se llevaron los corruptos. “Vamos por la recuperación de los bienes materiales ilícitamente obtenidos en actos de corrupción por parte de funcionarios a los fines que sus valores o especies vuelvan al patrimonio estatal. Quiero reconocer que hacemos propio un proyecto que en ese sentido presentó el diputado Carlos Pereyra y que luego fue trabajado en conjunto por la secretaría de Control de Gestión y Ética Pública, más el aporte de prestigiosos juristas y profesionales del medio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *