12 julio, 2024

Más familias puntanas que continúan con el sueño del emprendimiento propio

0

Este martes, 29 familias de San Luis recibieron maquinarias, insumos y herramientas de trabajo de la mano de un trabajo conjunto del Ministerio de Desarrollo Social provincial y su par de Nación. Los emprendedores podrán fortalecer sus proyectos socioproductivos y así generar oportunidades laborales.

A través del Programa “Talleres familiares y comunitarios” de Nación, los equipamientos fueron entregados a quienes lo solicitaron pudiendo así cumplir con el objetivo de potenciar la economía regional y mejorar la calidad de los productos locales. En esta política de inclusión laboral se otorgan insumos, herramientas y/o equipamientos a organizaciones de la sociedad civil y personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad social.

Brian Foronda, tiene un emprendimiento textil y de telas recicladas y es uno de los beneficiarios de la entrega de materiales y recibió una sublimadora. “Esta herramienta me va a ayudar a crecer más en el emprendimiento”, contó.

Brian, como muchos emprendedores que sueña con tener su emprendimiento propio agradeció por esta oportunidad. “Emprender es súper difícil y uno lo va haciendo día a día, estas herramientas son muy útiles porque lo que tardas en juntar para comprar una máquina de estas, y que te la den, está muy bueno”, afirmó.

La herramientas y materiales que se entregaron son 10 amoladoras, 10 sierras (caladora y circular) 2 sierras sin fin, 4 taladros, 4 rotomartillos, 6 carretillas, 6 cortadoras de césped, 6 picos con cabos, 3 motosierras a explosión 3 cortacerco, 3 compresores con capacidad para 200l, 2 criques hidráulicos, 4 máquinas de coser industriales, 4 máquinas de cortar tela y 3 estampadoras tipo sublimadora.

Alexis Godoy, tiene un emprendimiento en jardinería y los materiales que recibió los utilizará para trabajar con otras personas. “Esto me va a ayudar a expandirme en el rubro, no lo esperaba, pero se dio”, sostuvo.

Damián Gómez se define como microemprendedor, realiza trabajos con bloques y empezará a trabajar con maderas y reparación de tarimas para vender a las fábricas que necesitan. “Haremos un lugar comunitario, vamos a empezar a trabajar con los chicos del barrio y gente grande que quiera prenderse en los proyectos”, explicó. El beneficiario recibió una motosierra y maquinita sinfin para cortar la madera. “Hay mucha gente que trabaja de forma independiente, pero no tiene las herramientas necesarias, no podemos depender de otro para que nos dé trabajo, lo podemos hacer nosotros mismos”.

El rol del Estado es acompañar a las familias para que puedan tener una mayor productividad a través de sus emprendimientos, además de garantizar los derechos a las personas que más lo necesitan; contribuir a la generación de fuentes de trabajo genuinos, y de ese modo disminuir los factores de riesgo, marginación, exclusión y aislamiento social.

Nota, video y fotos: ANSL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *